Tras la llegada del coronavirus no cesa el flujo de imágenes de supermercados con estanterías vacías y mensajes que nos indican que debemos permanecer en casa el mayor tiempo posible. Ambos hechos pueden propiciar situaciones de estrés, pero somos nosotros mismos quienes tenemos que determinar de qué forma queremos afrontar estos duros momentos que vienen

Las decisiones que tomemos ante el coronavirus influirán, no sólo en la disminución de los contagios, si no en nuestro propio estado anímico y general de salud.

La recomendación de pasar en casa el mayor tiempo posible facilita caer en el sedentarismo, pasar el día leyendo en el sofá o viendo series y películas mientras malcomemos. Como ya sabéis, en Calconut estamos muy concienciados con la promoción de un estilo de vida saludable. Os animamos a seguir moviéndoos desde casa, haciendo estiramientos, trabajos de fuerza, usando es bicicleta estática que hay debajo de la ropa. Otra opción, si no somos portadores, es salir a pasear a horas en las que no haya mucha gente en la calle y sin establecer contacto.

Por otra parte, el escenario en el que vivimos actualmente requiere que reforcemos el sistema inmunitario. Este nos ayuda a defendernos de agentes causantes de enfermedades, como es el ya archi conocido COVID – 19. La alimentación puede influir, tanto positiva como negativamente, en el estado de nuestro sistema inmunitario. ¿Cómo? De forma general, los alimentos ultraprocesados ayudan a aumentar la respuesta inflamatoria, por lo que nuestro sistema inmunitario tendrá que trabajar en disminuir esta inflamación y no tendrá recursos suficientes para defendernos bien de agentes patógenos.

¿Qué alimentos pueden ayudar?

Los frutos secos, legumbres, cereales y determinadas frutas pueden ayudarnos a reforzar este sistema y, con ello, estar más fuertes para hacer frente a las posibles enfermedades. Una dieta rica en estos alimentos será alta en vitamina E, que aumenta la respuesta inmunológica y vitamina A. Esta última es básica para el mantenimiento de la superficie de las mucosas, que actúan como barreras contra infecciones. También aportaremos vitaminas del complejo B, que fomentan la producción de anticuerpos, y flavonoides, que son antioxidantes naturales. El cinc y el selenio nos ayudarán a reforzar la respuesta de anticuerpos, la inmunidad y la actividad bactericida.

Todo lo que hemos mencionado, debemos complementarlo con un descanso adecuado, de 7 – 8 horas diarias e higiene personal adecuada. Por supuesto, debemos extremar la higiene alimentaria.

Una herramienta que puede ayudar en esta situación es Nutrabow, una app con la que mejorar la salud a través de la alimentación.