Untada en tostadas, derretida sobre sobre diferentes frutas, en sándwiches y como topping en platos dulces y salados. La crema de cacahuete (también conocida como “mantequilla de cacahuete” derivada directamente del famoso término “peanut butter”) es tan versátil como deliciosa.

Además, en los últimos años se ha convertido en el aliado por excelencia de las dietas fitness, y en general de muchos de los seguidores del movimiento Realfoding, o lo que es lo mismo: comer comida real y seguir una dieta libre de alimentos ultraprocesados.

Aun así, es tan probable que aún no la hayas probado como que pienses que la crema de cacahuete son todo azúcares refinados y aceites de procedencia poco ética. Y no es para menos, pues las famosas películas estadounidenses han dejado una huella profunda.
Sin embargo, una buena crema de cacahuete es fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas E y B3 y diferentes minerales que aportarle a tu cuerpo. Y es que sus grasas (saludable y esenciales) ofrecen un aporte calórico que aceleran el metabolismo de tu organismo, ¡por lo que es apta para muchos tipos de dietas!

Tanto como si eres deportista como si tu objetivo es perder peso, la crema de cacahuete nut&me es tu match perfecto. Esta crema puede facilitarte la tarea de ganar masa muscular, ayudar a tus músculos a recuperarse después de un intenso ejercicio; o puede ser tu aliada a la hora de saciar tu apetito más rápidamente sin dejar de aportarle a tu cuerpo los nutrientes necesarios.

¿Cómo saber que la crema de cacahuete que estás tomando es saludable?

Es muy fácil: ¡fíjate en los ingredientes! En nut&me te lo ponemos fácil: 100% cacahuete tostado triturado.
Por cierto, es probable que parte de su fama se deba a que es muy instagrameable, así que te animamos a fotografiar tus cremas nut&me y compartirla en tu perfil de Instagram, etiquetando a @calconut_nuts y añadiendo el hashtag #nutandme.
¡Anímate a compartirlas y te llevarás una sorpresa!