No hay mejor prevención que una buena alimentación. Un estilo de vida saludable y equilibrado puede ayudarnos a mantener tus defensas siempre alerta.

Los nutrientes principales para reforzar tu sistema inmunológico son:

– Vitamina E

Fortalece la piel, lo que permite mantener cuidada la primera barrera que protege al cuerpo contra la acción de los gérmenes con los que estamos en contacto día a día.

¿En qué alimento puedo encontrar este macronutriente?

Avellanas.

– Vitamina B2

Un déficit de vitamina B2 en tu dieta puede debilitar tu piel y tu cabello, por lo que ingerirla diariamente no solo es importantísimo, sino que te ayudará a mantener tus defensas altas, ya que contribuye a la formación de anticuerpos y de glóbulos rojos.

¿En qué alimento puedo encontrar este macronutriente?

Almendras.

– Zinc

Este compuesto participa en la división y el crecimiento de las células, así como en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos. Si consumes alimentos que contengan zinc con regularidad, puedes reducir notablemente el riesgo de sufrir un constipado.

¿En qué alimento puedo encontrar este macronutriente?

Pipas de calabaza

– Selenio

Es uno de los minerales de mayor relevancia para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, contribuyendo a la función normal del sistema inmunológico, la glándula tiroides o la protección celular ante la oxidación.

¿En qué alimento puedo encontrar este macronutriente?

Nueces de Brasil.

– Vitamina B6

Esta vitamina es imprescindible para soportar reacciones bioquímicas en el sistema inmunológico. Además, participa en la formación de proteínas relevantes para el sistema inmunitario y el ADN y se relaciona especialmente con la mejora de la reacción inmune en enfermos graves.

¿En qué alimentos puedo encontrar este macronutriente?

Pistachos y nueces.

– Hierro

Está muy relacionado con el resigo de padecer anemia ya que juega un papel muy importante en el transporte del oxígeno en nuestro cuerpo, así como en la creación de la hemoglobina. Su consumo regular puede ayudarte a aumentar la resistencia ante agentes externos como bacterias y virus, por lo que es recomendable consumirlo diariamente.

¿En qué alimento puedo encontrar este macronutriente?

Uvas pasas