Según varios estudios científicos una dieta rica en proteínas acelera nuestro metabolismo, reduce el apetito y ayuda a regular algunas hormonas relacionadas con el aumento de peso.

Descubre cómo hacerlas tus aliadas con lo que os explicamos a continuación :
  1. Las proteínas ayudan a quemar calorías - Cuando comemos, algunas calorías son usadas para digerir y metabolizar los alimentos. Es lo que se conoce como Efecto Térmico de los Alimentos que es hasta 15 veces mayor en las proteínas que los carbohidratos y las grasas por lo que la pérdida de peso perceptible en corto tiempo.
  2. Prolongan la sensación de saciedad - El peso corporal está regulado por un área del cerebro llamada hipotálamo que determina cuándo y cuánto comemos a través de la información que le suministran nuestras hormonas. Una ingesta alta de proteínas incrementa el nivel de saciedad de nuestras hormonas, reduciendo la sensación de hambre.
  3. Aportan energía y sirven para formar y reparar tejidos de la piel, órganos, músculos, uñas, pelo y huesos.
  4. Se encuentran presentes en todas las células del cuerpo y participan en la formación de todos los órganos.
  5. Su carencia nos produciría daños en el sistema inmunológico, problemas de crecimiento o alteraciones intelectuales.

Las Fuentes naturales de Proteínas son de origen animal y vegetal. Entre las de origen animal podemos encontrar: carnes, huevos, pescados, leche y todos sus derivados.

Entre las de origen vegetal podemos citar: frutos secos, soja, legumbres, cereales y derivados, hortalizas y frutas.

Es muy importante saber cuándo hay que tomarla para sacarle el máximo rendimiento. Tendremos que tener en cuenta la riqueza y variedad de nuestra alimentación porque va en función de la rutina diaria.

  • En el desayuno ya que ha transcurrido un largo periodo desde la última ingesta de alimento.
  • Antes de realizar ejercicio físico.
  • Después de realizar cualquier deporte es el momento en el que la asimilación de nutrientes es mayor, debido a que el cuerpo necesita reponer todo lo que ha perdido.
  • Antes de acostarse para que se produzca una liberación lenta de las mismas mientras dormimos.
  • Entre horas tomar un suplemento nos garantiza el aporte adecuado de nutrientes y no pasaremos largos periodos de ayunas

¿A qué esperas para añadir los frutos secos a tu dieta?