Hoy en día, las personas nos ponemos a dieta porque queremos cuidarnos y llevar una alimentación saludable que nos devuelva una excelente calidad de vida. Y es que el movimiento healthy ha venido para quedarse.

El avance de la ciencia, las investigaciones médicas y el nivel de exigencia de muchas personas por llevar una vida saludable, han hecho que podamos encontrar una gran variedad de dietas con objetivos y metas muy diferentes.

Porque ponerse a dieta ya no es sólo cuestión de perder o ganar peso, ahora buscamos adaptar la alimentación a nuestro ritmo de vida y costumbres.

¿Estás pensando en ponerte a dieta? Ven a conocer los 7 tipos de dietas que hemos preparado para ti. Desde Nut&Me te recomendamos que no empieces ninguna dieta sin consultar antes con tu médico cuál es la más adecuada para ti.

¡Comenzamos!

dietas equilibradas y sanas

Las dietas más populares del momento

Puede parecerte que estamos hablando de la moda de las dietas. Sin embargo, no se trata de una moda, sino más bien de una evolución. 

Como ya te comentábamos en la introducción de este artículo, la medicina avanza deprisa, y con ella van surgiendo nuevos descubrimientos sobre la manera en cómo nuestro cuerpo metaboliza los alimentos.

Por eso, verás dietas que se centran en la ingesta de un tipo de alimentos, por ejemplo, y otras duran muy poco tiempo pero dan resultados muy interesantes para el organismo.

A continuación, te presentamos nuestra mejor selección con estos 7 tipos de dietas que ya ha probado mucha gente, porque está demostrado que funcionan.

Dieta vegetariana

Empezó siendo una reivindicación para la defensa de los derechos de los animales, pero cada día tiene más seguidores en todo el mundo. Y es que está demostrado que los vegetales también están llenos de riquísimos nutrientes muy beneficiosos para el cuerpo.

Las proteínas de los frutos secos también son muy importantes para llevar una dieta vegetariana equilibrada; una ración de nueces, además, te ayuda a mantener una excelente salud cardiovascular.

Ya sabes que en una dieta vegetariana están excluídos la gran mayoría de alimentos de origen animal, como carnes y pescados. Aunque las personas que siguen este tipo de dieta sí consumen huevos, por ejemplo.

Dieta paleo

La dieta paleo, también denominada dieta paleolítica, está basada en la forma en cómo se alimentaban nuestros antepasados más primitivos. Sí, en esta dieta los alimentos principales son carne, pescado, huevos, verduras, hortalizas, frutas, semillas, flores y brotes.

Los frutos secos también están entre los alimentos permitidos de la dieta paleo. Puedes disfrutar de las riquísimas avellanas o pistachos, entre otros.

Es decir, todos los alimentos naturales, ya que elimina de forma automática los procesados y el azúcar. Eso sí, cuando llevas a cabo la dieta paleo tienes que acompañarla de un buen entrenamiento deportivo. 

A priori, es una dieta muy sencilla y, sobre todo, saludable. Al eliminar por completo la comida procesada, junto a los lácteos, legumbres y cereales, estás cambiando tus hábitos alimenticios hacia una vida mucho más saludable y natural.

Dieta detox

Con el ritmo de vida que llevamos y la alimentación, muchas veces demasiado procesada, resulta cada vez más necesario hacer una detoxificación en el organismo.

Desde que salieron a la luz los famosos batidos verdes, o smoothies, cada día son más las personas que se suman a hacer una dieta detox de vez en cuando.

Puedes encontrarla de muchos tipos y con múltiples recetas; pero, el espíritu de esta dieta está en ingerir batidos verdes durante un corto período de tiempo, que suele ser de una semana, más o menos, con el fin de depurar el organismo.

Es ideal para poner en marcha después de haber estado durante algunos días llevando una dieta inadecuada, como nos pasa a todos en Navidad o cuando estamos de vacaciones.

Dieta hipocalórica

Este tipo de dieta se caracteriza por controlar el consumo de calorías en función de las características físicas de una persona y su nivel de actividad diaria. Debido al bajo consumo de calorías, la dieta está estructurada en cinco comidas diarias.

La dieta hipocalórica incluye todos los grupos de alimentos; sin embargo, restringe el consumo de grasas saturadas y azúcar. Incluye el consumo de carbohidratos con mucha moderación, y permite comer toda clase de frutas y verduras. 

La dieta hipocalórica es la más recomendable para las personas diabéticas.

dieta hipocalorica

Dieta por puntos

¿Quieres ponerte a dieta para bajar unos kilos, pero no puedes renunciar a comer de todo? Seguro que esto lo has vivido alguna vez; y es que, si lo piensas, ponerse a dieta es incompatible con hacer vida social.

Porque, claro, llega el viernes por la noche y tú tienes la costumbre de cenar pizza con tus amigos; o esas paellas de los domingos con tu familia. 

La dieta de los puntos es la mejor solución para las personas que necesitan adelgazar pero no quieren renunciar a comer de todo. Está basada en un sistema de puntuación de los alimentos; tú sólo tienes que saber cuántos puntos tienes que consumir cada día.

Así, podrás seguir quedando con tus amigos para cenar pizza, sabiendo que este alimento consumirá casi todos los puntos que debes comer cada día. Sólo es cuestión de cohibirte durante el resto del día de otros alimentos, ¿a que suena bien?

¿Sabías que las almendras tienen un índice de puntuación medio en la dieta por puntos? Una ración de este riquísimo fruto seco tan sólo consume 2 puntos del total permitido a diario.

La verdad es que esta dieta de puntos tiene un factor psicológico muy potente. Porque no te sentirás culpable por saltártela un día a la semana, y está demostrado que las personas que se someten a ella terminan haciéndola de forma correcta, sin acordarse de que pueden comer un croissant de vez en cuando.

Dieta proteica

Estamos ante una dieta que te ayudará a perder peso, a la vez que cambias tus hábitos alimenticios. Y lo mejor de todo es que no tiene el temido efecto rebote.

La dieta proteica está basada en un reparto muy concreto de las cantidades de alimentos que puedes comer. En concreto, incrementa la ingesta de proteínas a la vez que reduce de  manera importante el consumo de carbohidratos.

De esta manera, una dieta proteica adecuada te permite comer un 20% de carbohidratos, un 50% de proteínas y el 30% restante de grasas.

Al hacer esta distribución de los alimentos, reduciendo el consumo de hidratos de manera tan drástica, el cuerpo reacciona quemando las grasas que tiene acumuladas para consumir la energía necesaria.

Dieta mediterránea

¿Sabías que la dieta mediterránea está reconocida por la UNESCO como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad?

Está considerada como una de las mejores dietas de todas las que existen, además de ser de las más completas. Combate la obesidad y también te aporta grandes beneficios para tu salud cardiovascular.

Todos los alimentos permitidos en esta dieta mediterránea son riquísimos, y te permiten hacer combinaciones de platos con sabores exquisitos. El aceite de oliva, los cereales, los frutos secos, los cítricos, las carnes magras, frutas y verduras o pescados azules, son algunos de los alimentos que componen esta deliciosa dieta.

dieta mediterránea

¿Cuál es la dieta más recomendable para ti?

Ya sabes que nosotros siempre te recomendamos acudir a tu médico antes de comenzar ninguna dieta; él sabe mejor que nadie cuál es la dieta que tu cuerpo necesita.

Sin embargo, y para que sepas cuál es el tipo de dieta que tu cuerpo necesita, aquí tienes una sencilla clasificación que te ayudará a elegir acorde con tu complexión y metabolismo:

  • Si tu complexión es de tipo endomorfo, esto significa que tu metabolismo tiende a ser lento y, en consecuencia, acumulas grasa. Por lo tanto, tu dieta debe ser baja en azúcares, harinas y grasas.
  • En el caso de que tu cuerpo sea amorfo, esto es, un metabolismo rápido, tienes la inmensa suerte de poder comer de todo. Sin embargo, también corres el riesgo de que tu organismo reciba pocos nutrientes; por tanto, tu dieta debe incluir alimentos de alto valor nutricional.
  • Lo ideal es tener el cuerpo mesomorfo, que es el punto medio. Si es este tu caso, lo que necesitas es llevar una dieta bien equilibrada para evitar la acumulación de grasa corporal.

En general, huye de las dietas rápidas que te prometen perder muchos kilos en pocos días porque, además de comprometer tu salud y alterar tu metabolismo, una vez que las dejas aumentarás el doble, o más, del peso que tenías antes de empezar.

Tu salud y bienestar dependen en gran medida de la calidad de tu alimentación. Si llevas una alimentación equilibrada y saludable te sentirás bien, estarás feliz y te mantendrás lejos de tener que ir al médico. Y eso es lo que todos queremos, ¿verdad?