El pan de plátano y nueces, es una opción ideal para tomar en el desayuno o la merienda. ¡Nutritiva, natural y deliciosa!

Seguro que lo has visto antes en Starbucks, o te suena esta rica versión de bizcocho tan típica americana. ¿Sabías que es una de las recetas de postre más famosas de la cocina estadounidense? Lo es tanto como el brownie, la red velvet, o el carrot cake.

Es un original bizcocho que tiene un delicioso sabor dulce gracias al plátano, y el toque crujiente que le dan los trocitos de nueces. ¡Un pan muy sencillo de preparar y con un resultado, simplemente espectacular!

La versión del banana bread que nos propone Blanca, no lleva lácteos, ni harinas refinadas, ni glúten, ni azúcar. Por lo que además de estar riquísima, es una opción muy sana. ¿Te animas a probarla?

INGREDIENTES

  • 2 claras de huevo
  • 120g de compota de manzana
  • 4 plátanos maduros pequeños
  • 1/4 de vaso de leche de coco
  • 200g de harina de avena sin glúten
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Sal
  • Canela, cúrcuma y jengibre bio
  • Nueces Calconut

RECETA

  1. Mezcla en un bol las 2 claras de huevo batidas, la compota de manzana, los plátanos triturados y la leche de coco, hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.
  2. A continuación, añade sin dejar de remover la harina de avena, la levadura, el bicarbonato, y la sal.
  3. Echa canela, cúrcuma y jengibre al gusto.
  4. Remueve bien la mezcla, hasta conseguir una masa homogénea.
  5. Para finalizar, añade nueces en trocitos a la masa. Y reserva unas rodajas de plátano para decorar.
  6. Vierte la mezcla en un molde, preferiblemente rectangular para que tome la forma de "pan de molde" y hornea a 180ºC durante 45 minutos.
  7. Déjalo enfríar 15 minutos antes de desmoldar.

Esta versión fitness del pan de plátano es la alternativa ideal a la bollería, en el desayuno o la merienda.

Además, si lo acompañas de una taza de té o un vaso de leche vegetal o desnatada, puede ser una muy buena opción para consumir post entrenamiento por su riqueza en hidratos complejos, proteínas de calidad y minerales que te ayudarán a recuperarte del esfuerzo.