El azúcar es un alimento energético que durante años se ha utilizado como combustible para poder realizar las labores diarias del campo, especialmente aquellas que implican un gran desgaste físico. 

Sin embargo, en la actualidad este consumo de azúcar ya no es necesario teniendo en cuenta que actualmente llevamos una vida mucho más sedentaria que antes. De hecho se han demostrado las consecuencias negativas e impacto que tiene el consumo de azúcar sobre nuestra salud, siendo el causante de enfermedades como la obesidad, diabetes, hipertensión, etc.

Existen diferentes productos en el mercado que sirven para endulzar y que, además de estar buenísimos, aportan más nutrientes a nuestro organismo, superando al azúcar en popularidad y ventas. 

Hoy queremos hablarte de los alimentos endulzantes. Veremos los diferentes tipos que puedes encontrar en las estanterías de tu tienda favorita, y también compartiremos contigo los 10 endulzantes naturales que más nos gustan en nut&me.

¿Vienes a endulzarte un poco la vida?

4 tipos de endulzantes que podemos encontrar en el mercado

Los endulzantes que conocemos hoy en día pueden clasificarse según el método de fabricación, dando como resultado dos tipos, los naturales y los artificiales.

También existe una clasificación de estos productos edulcorantes basada en el aporte calórico, quedando en este grupo los endulzantes calóricos y no calóricos.

Veamos con detalle cada uno de estos 4 tipos.

Endulzantes naturales

Son los que se obtienen directamente de plantas o frutas. Entre los más conocidos están las hojas de Stevia, el sirope de agave o la fruta del monje, también denominado Monk Fruit, uno de los más populares del momento.

Endulzantes artificiales

Los endulzantes artificiales son sustancias químicas fabricadas en laboratorios. Son aquellos que están añadidos en los alimentos ultraprocesados, como las bebidas gaseosas o los chocolates sin azúcar, entre otros ejemplos.

La sacarina, aspartamo o el ciclamato son ejemplos de endulzantes que podemos comprar en el supermercado como edulcorantes de mesa.

Endulzantes calóricos

En este grupo entran todos cuyo consumo aporta calorías al cuerpo, y pueden ser naturales o artificiales. Entre este tipo de endulzantes calóricos está la miel, el azúcar refinado o el sirope de agave.

Endulzantes no calóricos

Como indica su nombre, los no calóricos son los que no aportan calorías cuando los consumimos. Aquí entran todos los endulzantes artificiales que, además, tienen mucho más poder dulcificante que el azúcar.

Sin embargo, y aunque a priori suene muy bien el hecho de que no nos aportan calorías, estos endulzantes suelen ser artificiales y su consumo no está muy recomendado por especialistas y nutricionistas.

El consumo prolongado de los endulzantes no calóricos puede hacer que desarrollemos algún que otro desequilibrio metabólico, además de alteraciones de la flora bacteriana.

Los 10 endulzantes naturales más recomendables

Añadir endulzantes naturales en nuestras recetas puede ser una alternativa a la utilización del azúcar que además nos ayuda a mantener el toque dulce que tanto nos gusta 

Entre todas las opciones disponibles en el mercado, aquí te mostramos los 10 que más nos gustan en nut&me:

  • Pasta de dátiles: este endulzante natural contiene minerales como el potasio y el hierro, además de fibra, tan beneficiosa para la salud del tracto intestinal.
  • Azúcar de coco: este fantástico endulzante aporta inulina, que es un excelente alimento para mantener la salud de la flora intestinal. Otra virtud es su contenido de D-Xilosa.
  • Eritritol: Se produce por fermentación natural y se encuentra en diferentes frutas como peras o melones entre otros. Además, es poco calórico y tiene prácticamente el mismo sabor que el azúcar por lo que podemos añadirlo a nuestros platos sin notar casi nada. Asimismo, no aumenta el índice glucémico por ello, en ocasiones, es una opción para los diabéticos. 
  • Miel: las abejas nos regalan este endulzante natural que, además, es un superalimento dotado de excelentes propiedades para el organismo, como son las vitaminas del complejo B. 
  • Sirope de agave: rico en fructosa, contiene vitaminas A, B2 y C; además, tiene fósforo, hierro y magnesio, y ayuda a la absorción de calcio.
  • Estevia: esta planta es muy popular como endulzante; puede obtenerse mediante la cocción de la hoja en agua, para luego utilizar el líquido como endulzante, o también se puede encontrar como extracto.
  • Monk Fruit: procedente de China y Tailandia, el Monk Fruit, es bajo en calorías y su poder endulzante es superior al del azúcar refinado.
  • Xilitol: se obtiene del abedul, y aunque es un excelente endulzante, no todas las personas toleran su consumo.
  • Azúcar moscabado: también conocido como azúcar de Barbados, tiene propiedades antioxidantes, además de vitaminas A, B1 y B2.
  • Sirope de yacón: este endulzante obtenido del tubérculo originario de los Andes, también tiene propiedades prebióticas gracias a su contenido de inulina.

¿Cuál es el mejor endulzante? 

Cualquiera de los endulzantes de los que te hemos hablado en este artículo nos parece una muy buena opción para sustituir por el azúcar. 

Sin embargo, si tenemos que elegir, nosotros apostamos por la pasta de dátiles, junto a la  estevia y el azúcar de coco, dos alternativas también con muchas propiedades beneficiosas.  

Nuestro mejor consejo a la hora de elegir un endulzante, es que busques entre los que son de origen natural y no han sido sometidos a procesos industriales. 

¿Qué es mejor, el azúcar o un endulzante natural? Sin duda la alternativa natural siempre será la mejor elección para tu salud.

¿Has encontrado un riquísimo endulzante que ya no cambias por nada? Cuéntanos en los comentarios, nos encantará leerte.

Autora: Sara Espí - Nutricionista Quality Department