La proteína de almendra o harina de almendra desgrasada es un procesado que proviene 100% de la almendra, sin aditivos ni conservantes y que se suele producir en industrias donde también se obtiene aceite de almendras.

En el proceso de fabricación del aceite, las almendras se someten a un proceso de prensado en frío con el que se consigue separar una torta seca del aceite.

Una vez obtenido ese aceite, se muele la torta resultante hasta conseguir un polvo fino y muy seco. Este producto resultante es una harina desgrasada que conserva todos los nutrientes de la almendra original.

La proteína de almendra se caracteriza por ser muy rica en proteínas, también tiene un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales y bajo contenido en hidratos de carbono. Además, es vegana, no tiene azúcares añadidos ni sabores artificiales.

¿Cómo se utiliza la proteína de almendra?

Es un producto con una gran versatilidad que puede utilizarse para aumentar la cantidad de proteína, de fibra y minerales a la dieta. Resulta ser un recurso muy útil para personas que quieran aumentar la masa muscular.

Además, también se puede utilizar para elaborar una gran cantidad de recetas saludables y deliciosas.

Es un ingrediente excelente para elaborar batidos, smoothies con distintas frutas, cereales, leche o zumos, barritas y bolitas energéticas con fruta deshidratada. Así como, cereales e incluso brownies, tortitas y gachas para el desayuno.

¿Por qué tomar proteína de almendra?

Incluir este producto en nuestras recetas va a ayudarnos a aumentar la ingesta de proteína en el día a día. Esto es de vital importancia, ya que las proteínas desempeñan funciones muy importantes en nuestro cuerpo.

Incluso para los más deportistas, aumentar la ingesta de proteína en su dieta, les ayuda a maximizar la formación de músculo en respuesta al entrenamiento diario.

¿Utilizas ya la proteína de almendra? ¿Tienes algún sustituto? Coméntanos y haznos saber tu opinión.