La gastronomía sencilla es muy preciada por muchas personas hoy en día. La posibilidad de comer platos ricos, saludables y sencillos tiene un atractivo cada vez más valorado. Y es que, ¿quién dice no a comer bien con sabores exquisitos?

La deliciosa salsa tahini, o pasta tahini, forma parte de esos alimentos imprescindibles que acompañan a muchos platos. Lleva como base las semillas de sésamo, es fácil de preparar y combina perfectamente con bocadillos, ensaladas, barbacoas y en todos los platos donde a ti te guste.

No solo aporta un sabor especial a tus comidas; también te beneficias de las excelentes cualidades nutritivas de las semillas de sésamo, que son ricas en vitaminas, minerales y proteínas.

Sin duda, una sabrosa y riquísima manera de acompañar tus platos. Ven a conocer el origen, la receta y la versatilidad que tiene la exquisita salsa tahini.

¿Qué es la salsa tahini? Un poco de historia

Aunque no se conoce con certeza en qué momento de la historia comenzó a estar presente el tahini en la alimentación, hay algunos indicios de que hace unos 4.000 años ya se utilizaba como ofrenda a los dioses.

Algunos historiadores reseñan que el tahini llegó a Israel desde el antiguo Imperio Persa. Por otra parte, Heródoto de Halicarnaso, historiador y geógrafo griego hace referencia al cultivo del sésamo en la región del Tigris y del Éufrates en Mesopotamia hace aproximadamente 3.500 años.

El tahini se considera de origen árabe; sin embargo, su popularidad se diseminó no solo por Oriente Medio sino también por África, Asia e India.

Durante mucho tiempo fue una exquisitez reservada a la aristocracia y las personas acaudaladas, pues su elevado precio lo hacía inaccesible a las clases populares. De hecho, en el pasado llegó a ser tan valioso y apreciado que algunas culturas lo usaron como moneda.

La receta casera de la salsa tahini

Preparar esta maravilla culinaria en casa es muy sencillo. Antes de hacer la salsa, como tal, tienes que elaborar la pasta tahini.

Para ello, necesitas 1 taza de semillas de sésamo tostadas y ¼ taza de aceite de sésamo o de oliva. Y si te gusta el sabor más intenso puedes añadir una pizca de sal.

Pon las semillas en tu batidora y bate hasta que empiece a hacerse una pasta; en ese momento, añade el aceite y continúa batiendo hasta que se forme una pasta cremosa.  

Y ahora vamos a preparar la deliciosa salsa de tahini. Existen varias versiones de esta famosa receta; nosotros te compartimos la más popular. Necesitas estos ingredientes:

2 cucharaditas de pasta tahini

1 taza de zumo de limón

3 dientes de ajo 

Sal al gusto

Y para elaborar la salsa pon todos los ingredientes en un bol. Los dientes de ajo deben estar machacados para facilitar la mezcla con la pasta tahini y el zumo de limón. Con la ayuda de una cuchara mezcla todos los alimentos hasta obtener una salsa fluida y homogénea.

Si ves que queda muy espesa puedes añadir una cucharadita de agua caliente; así, conseguirás la textura fluida propia de esta salsa. 

Un pequeño truco que la hace todavía más sabrosa está en añadir un poco de perejil picadito

¿Cuántos platos puedes acompañar con la salsa tahini?

Esta riquísima salsa es tan versátil que combina a la perfección con una gran cantidad de platos. Puedes encontrar salsa tahini para falafel, kebab, shawarma, kafta, carnes a la barbacoa, ensaladas, verduras asadas, pollo, cordero, patatas asadas, bocadillos y mucho más.

La pasta tahini también está presente en muchas recetas de repostería, tanto galletas como pasteles. Su sabor único a semillas tostadas hace que combine a la perfección con sabores dulces y salados. Los límites los pones tú.

También es muy frecuente utilizar salsa de tahini para verduras crudas o cocidas, resultando una forma muy agradable de consumir los vegetales tan necesarios en nuestra alimentación diaria.

La salsa tahini, un manjar de dioses

Las semillas de sésamo contienen una excelente fuente de nutrientes para el organismo. La salsa tahini ha conseguido seducir a millones de paladares gracias al sabor tan sabroso y exquisito que tiene.

No es de extrañar que haya deleitado a tantas personas a lo largo de los siglos, y que hoy en día su consumo sea tan popular en todo el mundo. La salsa tahini tiene muchos usos y va bien con una gran variedad de alimentos.

¿Te gusta la salsa tahini? ¿Cuál es tu receta favorita con ella? Cuéntanos en comentarios